Skip to the content

Codificadores láser

La codificación láser es uno de los métodos de codificación y marcado más confiables, versátil y rentable disponibles.

Esto lo hace ideal para grandes volúmenes de impresión, tales como alimentos, bebidas y productos farmacéuticos: donde facilita el seguimiento. Los espejos desvían un haz de luz concentrado a través de una lente para formar los caracteres. La codificación láser se obtiene mediante el retiro del material o recubrimiento del producto o embalaje, o mediante el cambio de la superficie del sustrato. En cada caso, el código es permanente.

En una tarjeta pintada, se retiran los micrones superiores de la pintura para revelar la tarjeta contrastante descubierta que hay debajo. En plástico, el láser cambia la naturaleza química para provocar un cambio de color, o lo derrite para dejar una marca visible. En vidrio, el código láser consiste de microgrietas que crean un código claro y permanente pero que no compromete la integridad del embalaje.

Los láseres de fibra óptica Linx pueden trabajar de forma permanente sobre una amplia gama de materiales, incluyendo metal, caucho, plástico y films de empaque.El pequeñísimo tamaño de punto genera códigos de excelente calidad y hace que las codificadoras láser de fibra óptica Linx sean ideales para el marcado de componentes muy pequeños, o para codificar mucha información en áreas pequeñas.

En todo tipo de industria y en todo tipo de cadena de producción, la tecnología láser Co2 se usa para codificar y marcar todo tipo de superficie; desde vidrio y plástico hasta metales recubiertos.

Póngase en contacto con nosotros para analizar cómo Linx puede respaldar sus necesidades de codificación y marcado.